Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
 
Página principal Nosotros Pedidos Internacional Donativos Contáctanos Mapa de sitio



¡Felicidades a todas las mujeres que llenan de alegría nuestro planeta! Ser mujer es maravilloso: tienes un don muy especial para transmitir cariño y ternura; tienes el gran privilegio de engendrar hijos y sentir su crecimiento dentro de ti misma, aún tú misma los puedes alimentar en tu propio seno. Además tienes el honor de servir, amar y sujetarte a tu esposo.

Las Escrituras nos enseñan en el capítulo 31 del Libro de Proverbios, en los versos 10 a 31 algunas de las virtudes que deben adornar el carácter de la Mujer:

Una mujer muy valiosa.
“¿Quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas”.

Una mujer que es la ayuda idónea para su marido.
“El corazón de su marido está en ella confiado”.

Una mujer que es de bendición a su marido.
“Le da ella bien y no mal todos los días de su vida”.

Una mujer trabajadora.
“Y con voluntad trabaja con sus manos. Es como nave de mercader, trae su pan de lejos”.

Una mujer que a pesar de su cansancio, sirve con amor a su familia.
“Se levanta aun de noche y da comida a su familia y ración a sus criadas”.

Una mujer que sabe administrar.
“Considera la heredad, y la compra”, “Ve que van bien sus negocios”.

Una mujer esforzada.
“Ciñe de fuerza sus lomos, y esfuerza sus brazos”. “Su lámpara no se apaga de noche”.

Una mujer que sabe trabajar.
“Aplica su mano al huso, y sus manos a la rueca”, “Y planta viña del fruto de sus manos”. “Hace telas, y vende, y da cintas al mercader”. “Ella se hace tapices”.

Una mujer misericordiosa.
“Alarga su mano al pobre, y extiende sus manos al menesteroso”.

Una mujer que cuida a su familia.
“No tiene temor de la nieve por su familia, porque toda su familia está vestida de ropas dobles”.

Una mujer justa.
“De lino fino y púrpura es su vestido”. Porque el lino fino son las acciones justas de los santos. (Apocalipsis 19:8)

Una mujer cuyo esposo es un varón de virtud.
“Su marido es conocido en las puertas, cuando se sienta con los ancianos de la tierra”.

Una mujer de honor.
“Fuerza y honor son su vestidura”.

Una mujer previsora.
“Y se ríe de lo porvenir”.

Una mujer prudente y sabia al hablar.
“Abre su boca con sabiduría y la ley de clemencia está en su lengua”.

Una mujer que conoce a su familia.
“Considera los caminos de su casa”.

Una mujer con dominio propio.
“Y no come el pan de balde”.

Una mujer que es valorada por sus hijos y su esposo.
“Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; y su marido, también la alaba”.

Una mujer que se distingue por su bondad.
“Muchas mujeres hicieron el bien; mas tú sobrepasas a todas”.

Una mujer temerosa de Dios.
“Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová, ésa será alabada”.

Una mujer de buen testimonio y buenos frutos.
“Dadle del fruto de sus manos, y alábenla en las puertas sus hechos”.

Mujer, Dios te creó con un gran capacidad para amar, te llenó de
fortaleza para servir a los demás. Proponte cumplir la voluntad de
Dios y verás cuán feliz te volverás.

Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
Reflexión
Reflexión
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
¡Escríbenos!
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©