La autoestima de los nios
 

T decides que tan feliz quieres ser
 


Por: Profr. Roberto Durán

En nuestro entorno se nos ha enseñado que la felicidad llega cuando te sacas la lotería, logras algo, te titulas o te casas, o cuando tienes un beneficio económico o material. Yo quiero cambiar la idea de este concepto.

Voy a citar las palabras de Abraham Lincon :

“La felicidad es una actitud no una circunstancia. Las personas son tan felices como deciden ser”.

En estas palabras hay mucha sabiduría, porque la felicidad es una actitud, es una decisión. Mucha gente está esperando a tener la casa de sus sueños, la fortuna o el dinero en el banco que necesita para ser feliz. Están buscando que la circunstancia cambie para ser feliz. Pero muchas veces las circunstancias no cambian sino que empeoran.

La verdad es que podemos ser felices en las peores circunstancias, porque la felicidad no depende de la circunstancia que le rodea sino de la actitud que usted tiene de ser feliz, aunque las cosas le sean contrarias. Las personas pueden ser infinitamente felices.

En el Coliseo romano muchas personas eran llevadas a la muerte por sus creencias. Los que asistían al Coliseo observaban cómo la gente cantaba con gozo aún cuando sabían que iban a morir. La circunstancia era la peor de todas, sin embargo, estaban felices.

Esto nos demuestra repetidamente que la felicidad no depende de la circunstancia en la que se esté sino de la decisión y actitud de ser feliz. Enseñe a sus hijos a que sean felices en cualquiera que sea su circunstancia. Entonces ellos aprenderán que no son las circunstancias de la vida las que determinarán si son felices o no.

Las personas más exitosas de la vida saben que la felicidad es una actitud y nunca se han dejado vencer, y precisamente una de las formas de darles valor a nuestros hijos es enseñándoles el dominio propio.

¿Por qué fracasa la juventud hoy en día? Porque no tuvieron dominio propio, tuvieron un deseo muy grande hacia una joven, cometieron el acto sexual antes de estar casados y vienen las consecuencias por no tener ese dominio propio.

Enseñe a sus hijos a tener una vida sexual en el matrimonio, como es correcto. Entonces ellos estarán ejerciendo ese dominio propio y serán felices de tenerlo.

Cuántas personas se meten en problemas por robar. Porque en sus deseos fueron atraídos y pensaron que era más fácil robar que trabajar y hoy se están lamentando en la cárcel.

Autocontrol y autoestima
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©