La Importancia de la Familia

Creados para vivir en familia

Por: Ing. Gilberto Sánchez

Está demostrado científicamente que los seres humanos somos seres de relación, seres sociales, y estamos muy necesitados de alcanzar un pleno desarrollo, lo cual se logra cuando vivimos en familia.

La familia es algo importantísimo para la vida del ser humano, especialmente para los hijos en edad de formación. Por ejemplo, es muy saludable para un niño ver en su papá autoridad, diligencia, responsabilidad, cobertura, saber que es la persona que resuelve los problemas, quien es un ejemplo de trabajo, dedicación, sabiduría.

El cerebro del varón está diseñado para tomar decisiones frías, separando los sentimientos de la razón, y por ello es muy útil su papel en casa.

En las mujeres, hay otro tipo de características: la ternura, la maternidad, el discernir situaciones de tipo sentimental en los hijos, que generan confianza y motivación.

Hombres y mujeres tenemos características diferentes; nos complementamos y nos necesitamos. Dios en Su sabiduría puso en la Tierra a un hombre y a una mujer y a ambos los bendijo diciendo: “multiplíquense”, es decir, tengan hijos, formen una familia. Tener una familia es una bendición de Dios. Papá está completo, mamá está completa, los hijos están plenos, felices.

Cuando un hijo no tiene papá, o pierde a su mamá, sufre una pérdida muy grande, porque está faltando esa parte esencial en su vida, ese complemento que necesita todo ser humano, por eso los divorcios son tan destructivos, porque los hijos se quedan sin alguno de los dos miembros más importantes en su vida y desarrollo: sus padres, y pueden llegar a desarrollar traumas muy fuertes.

Alguien en alguna ocasión comparó el divorcio con “una zona de guerra para niños”, porque éstos se sienten totalmente desorientados, en una incertidumbre muy agresiva, y viendo un panorama muy desagradable: ven cómo todo su mundo se empieza a caer o destruir a pedazos.

Por eso es muy importante preservar los matrimonios, que papá y mamá entendamos la necesidad de darnos por nuestras familias.

Un gran propůsito: AMAR
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©