Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
 
Página principal Nosotros Pedidos Internacional Donativos Contáctanos Mapa de sitio

Justicia Terapéutica y Restaurativa para la Familia Actual
 

El valor del respeto debe fomentarse en la familia
 

Por: Lic. Olga Almanza Garrido, Terapeuta familiar

 

Si a tus hijos no les dices cuánto valen, lo que son capaces de hacer, que son hombre y mujeres valiosos, que son capaces de tener sueños y de ir por ellos, que van a batallar para alcanzar sus metas y que luchen por ellas, entonces cuando ellos se sientan valiosos, no va a haber necesidad de que humillen a otros.

Es bien importante saber que en las cuestiones del bulling, no solamente el que ataca es el directamente responsable, no solo el agresor. Tú que estás presente y que no haces nada, te conviertes en agresor pasivo, para la ley también tienes responsabilidades, entonces ¿Qué tenemos que enseñarles a nuestros hijos en la familia? A no permitir ese tipo de conductas.

Si sabes que se está planeando llevar a cabo una situación de estas, lo siento mucho, hazlo llegar a las autoridades escolares, lo tienes que hacer muchas veces de manera anónima porque desgraciadamente se puede revertir, pero trata de evitar en lo posible este tipo de cosas.

Siéntate con tus hijos, ellos tendrán mucho qué platicarte. Yo por mis hijos me he enterado de cada cosa que sucede en las redes sociales, muchachitas que se han llegado a suicidar porque el novio subió fotos de ella sin ropa y entonces ya todo mundo la tacha con palabras altisonantes, la muchachita no puede con la presión y entonces prefiere huir por la puerta falsa.

Hasta ahí llega la repercusión de los valores que nosotros tenemos. Ahora, los valores no solo son para los hijos sino también para nosotros como adultos. Si tu pareja y tú ya no están juntos y él ya está con otra persona, respeta su nueva vida, no estés molestándola a cada rato, a duro y duro o al revés, si ella ya está saliendo con alguien dale la oportunidad de ser feliz, de rehacer su vida.

El respeto a los demás también son valores. Siempre estamos sobre los niños con los valores pero yo como adulto ¿Qué valores tengo y qué valores practico? Así que como familia tenemos que practicar esos valores y estar con nuestros hijos insistentemente tocando ese tema, ayudándolos a que los vivan a diario.

Es la gran necesidad de las familias en México: Valores. No solamente se enseñan con una instrucción sino con el ejemplo, así lo hemos repetido en forma permanente con los papás, no es solamente decirle al niño: “Enséñale los valores” sino los valores en el adulto, porque esa cultura de “Aprender a sufrir el agravio”, cuánto se ha desechado. Por ejemplo, ¿Para qué iniciar

una discusión en casa, si sabes que la violencia genera más violencia?. Es sabido de todos. Son los valores los que hay que concientizar y acoger en casa.

El perdón da libertad

Otro ejemplo viene a mi mente. Dicen que cuando no perdonas, lo que se hacía hace ya muchos años, cuando una persona mataba a otra, en lugar de meterlo a la cárcel, amarraban el cuerpo del fallecido a tu cuerpo, es decir, si yo maté a alguien, el cuerpo del fallecido lo amarraban a mi cuerpo, así que yo tenía que dormir con él, comer con él, bañarme con él, no me lo podía quitar de encima y el problema era que ese cuerpo se empezaba a descomponer, el olor era tremendo, horroroso, aparte de que cuando se empezaba a podrir el cuerpo del fallecido, empezaba a causar infecciones en el mío.

Dicen que esto es lo que pasa cuando no perdonas, traes amarrada a esa persona a ti, esa persona está viviendo su vida, esa persona ni siquiera tiene en su mente lo que tú estás viviendo pero tú lo traes cargado todo el tiempo y duermes con él y comes con él y todo con él, así que estas afectando toda tu vida.

Primero, el peso de ese cuerpo. Segundo, el olor asqueroso que no solo te afecta a ti sino a todos los de tu alrededor porque si te fijas, cuando traes este tipo de problemas la gente se te empieza a alejar porque empiezan a sentir lo que dicen: “Esa mala vibra” y se empiezan a alejar de ti, te empiezas a pelear con todo el mundo, así que no perdonas.

Quien se perjudica eres tú, por eso el beneficio del perdón es muy importante así que hay que aprender a soltar porque se hace como ese cemento que pones y a lo mejor te quedó mal la banqueta. Lo quitas cuando está fresco y no hay problema, pero si te esperas a que se seque tienes que romperlo con pico, con pala.

Duele más, y el trabajo es más duro y más pesado, no es algo fácil, es cuestión de trabajo y de trabajo profesional pero, es muy importante que te des esa oportunidad de ser libre, de perdonar.

El tema del perdón tiene mucha trascendencia en este tema sobre la familia, de buscar la justicia terapéutica. Quisiera comentar el caso de unas personas que viven en otra ciudad y tratando de conciliar a las partes, me dolió mucho que al escuchar al varón que dijo: “Si no nos arreglamos yo me

voy a ir, voy a parecer alacrán, voy a estar en contra y voy a tratar de hacer todo el daño posible no solamente en el Tribunal, sino con la familia, en el trabajo, en todas partes”. Por eso duele escuchar estos comentarios con un veneno tan grande.

Los hijos llevan las consecuencias del divorcio

Así es Olguita, esto es lo que sucede y los varones casi siempre se van por el lado económico y dicen: “Ah, ¿No vas a hacer las cosas como digo? Entonces no te voy a dar pensión”. Pregunto: ¿Quiénes son los afectados? los hijos, porque los hijos comen a diario, visten a diario, van a la escuela, tienen necesidades a diario, de hecho, hay muchos hombres que dejan de trabajar con tal de no dar pensión.

Las mamás, las señoras, no dejan que los hijos convivan con los padres y dicen: “Me das poquita pensión, pues no te dejo verlos, si le subes a la pensión chance y te deje verlos un poco más”.

Se del  el caso de un juez que dió la instrucción de que un papá tenía derecho a visitas sin convivencia. En la resolución decía que tenía derecho a ver a su hijo y ¿Qué hacía la señora?, se lo enseñaba pero por la ventana, así que se justificaba que lo estaba viendo y como no le daba suficiente pensión, así lo castigaba.

¿A quiénes agarramos como moneda de cambio? a los hijos, ¿Por qué? ¿Cómo podemos estar hablando de valores si nosotros no los tenemos? ¿Cómo podemos pedirles a las autoridades que vean por el interés superior de nuestros hijos si nosotros no lo vemos, no lo hacemos, no hacemos valer esos derechos delante de nosotros mismos? entonces, el dicho está muy bien dicho.

“El buen juez por su casa empieza”. No pretendamos que las autoridades hagan lo que yo no hago. Si no conozco mis derechos pues me pongo a leer, ahí viene ya  la nueva Ley de Familia donde vienen temas súper controversiales que en algún momento tocaremos. Ahora resulta que el amante ya va a poder pedir pensión alimenticia, ese es el chisme, ¿Ya lo leyó? ¿Qué dice la ley? así que a veces nos dejamos llevar por lo que oímos pero eso no significa que “Conocemos”.

Ahora que estamos hablando de “conocer”, quisiera que nos dieras algún mensaje a la gente, a los padres de familia  de parte tuyo como profesionista y responsable de Justicia para toda la Familia como un freno y ¿De qué echar mano?

Conocer y conciliar. Quiero compartir con ustedes dos frases que me encantan “El conocimiento nos hace responsables”. En muchas ocasiones no queremos saber para no tener que hacer, así que los invito a que conozcamos para que sepamos qué derechos tenemos y qué derechos tienen los miembros de nuestra familia para poder ser responsables y para poder hacerlos valer.

Conocer las leyes nos ayuda a saber qué derechos tenemos
Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
Reflexión
Reflexión
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
¡Escríbenos!
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©