Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
 
Página principal Nosotros Pedidos Internacional Donativos Contáctanos Mapa de sitio

Justicia Terapéutica y Restaurativa para la Familia Actual
 

Conocer las leyes nos ayuda a saber qué derechos tenemos
 

Por: Lic. Olga Almanza Garrido, Terapeuta familiar

 

La otra frase dice: “El que invierte en conocimiento, si tiene un momento muerto, aprender algo nuevo habrá hecho que ese momento muerto cobre vida”. No vivamos por vivir, aprovechemos cada momento que tenemos para conocer y no solamente conocer las leyes sino conocer nuestra familia, conocer las necesidades que tiene nuestra pareja, nuestros
hijos, nuestros padres, particularmente, nuestros padres adultos mayores.

¿Cuántos adultos mayores abandonados hay? Porque ya no trabajan, porque ya no generan, porque están enfermos, porque los sentimos una carga. Amigos y amigas, ellos también tienen derechos, así que acerquémonos como familia, unamos esfuerzos para poder tener un entorno mejor y yo creo que pequeñas células pueden hacer que  una gran célula cambie como México.

En Justicia para toda la Familia, que ya dimos a conocer lo que hacemos, queremos ponernos a sus órdenes en Cerrador Leas número 43, Fraccionamiento Puerta Real y el tel. es 8711979949. Allí estamos listos para recibirles, para que podamos platicar, despejar sus dudas y con mucho gusto tendré el placer de saludarlos.

No solamente las cuestiones familiares merecen de un  convenio, también las cuestiones comerciales, las cuestiones entre vecinos, etc. todo aquello que haya generado un conflicto merece que le demos un buen tiempo para tratar de llegar a un buen arreglo, a una buena conciliación.

Edna, definitivamente que la conciliación es buena en todas las áreas de nuestra vida, mientras vivamos en sociedad, siempre va a haber conflictos, la cuestión es saber sobrellevarlos. Cuando hablabas de valores, el principal es el amor.

Además,  liberarnos porque muy pronto podemos terminar con un problema si le damos el tiempo, a lo mejor no son diez minutos ni una hora, a lo mejor son tres

horas, pero a lo mejor un procedimiento independientemente del desgaste económico que te va a generar, te va a desgastar emocionalmente y cosas que no valen la pena porque al fin y al cabo en algún momento eso va a tener que terminar, entonces, mejor que termine ahora y no después.

En la Justicia familiar se busca la conciliación.

“Mejor que termine ahora y no después” pero que termine de la mejor manera y estar abiertos. Hace unas semanas que fui a Monterrey a un curso y  hablábamos de que la mente funciona como un paracaídas: “Mientras más abierto mejor”, y creo que para mediar debemos estar bien abiertos, entender qué ceder, aunque quizás no estemos de acuerdo con todo, tampoco la otra parte.

Eso es precisamente lo que hace una conciliación y cuánto ayuda para la estabilidad emocional y los proyectos a futuro, los nuevos proyectos que empieza cada uno y luego continuar con los proyectos que empiezan con los hijos.

Antes de terminar, quisiera que dirigieras unas palabras a los profesionistas, a las personas involucradas con el Derecho, a la comunidad universitaria, a los estudiantes de las Facultad de Derecho, ¿Qué recomendaciones les darías?

Ir mas allá, dar el siguiente paso, dar el extra como una frase ya muy trillada pero de mucho contenido en una persona ordinaria y extraordinaria: “La diferencia lo hace el extra”.  No vayas a ser del montón, pon siempre tu granito de arena para mejorar, para avanzar. Dale tiempo a tu cliente, dale tiempo a tu cliente para que platique contigo, que sienta que eres su amigo, que sienta que estas con  él, que no eres solamente una máquina de cobrar dinero sino que eres una persona que tiene valores, que está comprometida con la profesión.

Invito también a los abogados que les son contrarios a que ayuden a la conciliación  porque en muchas ocasiones ni siquiera son las partes, son los abogados los que están en medio, los que están estorbando a la conciliación. Seamos éticos en el ejercicio de nuestra profesión. Hagamos lo mejor para que podamos siempre tener familias felices y gente ya conciliada que pueda seguir su camino feliz, tranquila.

La conciliación comienza con la voluntad para cambiar

Todos tenemos áreas en nuestras vidas con las cuales batallamos, lo reconozco, a veces es difícil cambiar un carácter pero es posible, de que se puede se puede, solo hay que aplicarnos, ser parte de nuestros compromisos y tener la voluntad de cambiar.

Antes de terminar quisiera que nos comentaras sobre las sanciones o a lo que se invita a las partes a arreglarse. Me llama la atención la forma en que las autoridades invitan a las partes a someterse a un tratamiento sicológico, a prestar servicios sociales, a concluir la educación básica, todo esto que uno dice: “Quiero llegar a conciliar, llegar a un arreglo”, pero también decir: “Tu arréglate”, es decir pon de tu parte, no solo es arreglar el conflicto sino arreglarte tu como persona, hacer esos cambios.

Vuelvo a repetir: “Si empezamos el cambio por  nuestra persona, nuestra casa, por nuestro entorno, por nuestra ciudad, y así vamos ampliando nuestro ámbito creo que podemos hacer grandes cosas”. Las autoridades tienen muy buena voluntad de hacer, de proponer, pero mientras tú no quieras las cosas no suceden.

Dicen que a lo mejor puede haber mil pretextos para no hacer algo y mil motivos para hacerlo, así que si tú quieres vas a encontrar el modo, si no quieres, definitivamente que no.

Para poder amar a los demás debemos amarnos a nosotros mismos, si estamos inmersos en un problema judicial, date cuenta cómo te está afectando a ti, como en los ejemplos que comentamos. ¡Cómo te está afectando ese sentimiento de odio, de venganza, que le afecta a los demás! Pero como nace de ti es como dicen: “Si te tomas un veneno estás esperando que tu contrario se muera”, así que es como si nosotros nos tomáramos ese veneno, somos nosotros los que nos estamos auto castigando.

Sé que no es fácil que traigas a la persona con la que tienes conflicto a platicar, pero podemos hacerle una buena invitación y explicarle los beneficios de la conciliación y tal vez de esa manera lo convenzamos de que es la mejor solución y el mejor camino.

Así es, “Es de sabios pedir ayuda”, la humildad. ¿Qué lectura nos recomendarías?

No les voy a recomendar que lean un libro, sino les voy a recomendar que lean la nueva Ley de Familia que entra en vigor en Junio, pues es muy importante que estemos informados para que luego podamos opinar. Estas recomendaciones son particularmente para los estudiantes de Derecho, vamos involucrándonos en estas nuevas leyes para que podamos conocerlas y también podamos aportar, ¿Por qué no? Y que las próximas leyes, las próximas reformas, a lo mejor puedan salir desde nuestro escritorio.

Te refieres al Código de Procedimientos para la Familia y la nueva Ley de la Familia que entra en vigor si Dios lo permite ahora el 13 de junio ¿Verdad? Muchas gracias por compartir tus experiencias y aportaciones. Hasta la próxima.

Inicio
Esperanza para la Familia - Porque nos interesa su futuro
Reflexión
Reflexión
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
This text is replaced by the Flash movie.
¡Escríbenos!
Condiciones Legales de Uso | Derechos reservados 2012 ©